Dermatología clínica - Varices

Es una insuficiencia venosa crónica, son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre debido a la debilidad en las paredes y válvulas de las venas superficiales. Esto hace que las venas se ensanchen y se dilaten de manera que la sangre se acumula fácilmente mas cuando las personas permanecen de pie por mucho tiempo.

Cuando la vena se dilata no cumple su función, y su función es realizar el retorno sanguíneo al corazón y eso implica que el flujo tenga que ir contra la gravedad desde el pie hacia el corazón.

Las venas tienen unas válvulas que impiden el retorno de ese flujo sanguíneo hacia el pie y facilitan la subida, pero si la vena esta dilatada, las válvulas no cumplen su función y el flujo se invierte, lo cual provoca que aumente la dilatación y se produzcan problemas como edemas, hinchazón de la pierna o en fases más avanzadas, ulceras o flebitis.

Las varices son más frecuentes en la mujer que en el hombre, por lo general se da en las piernas, sin embargo también puede afectar el esófago, la región anal o los testítuculos.

Las causas de las varices

Las principales causas de la aparición de las varices son:

Válvulas congénitamente defectuosas: estas son responsables de hacer circular la sangre hacia el corazón, por lo que si no funcionan correctamente la sangre se acumula en la vena provocando su hinchazón.

Tromboflebitis: Este caso son trombos o cuagulos que dificultan la circulación y provocan el mismo efecto, esta situación puede darse luego de largos periodos en cama.

Embarazo: Las varices que aparecen durante este periodo de gestación son secundarias y tienden a desaparecer entre 2 y 3 semanas después del parto.