Peeling corporal

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico que consiste en la eliminación de una leve capa de la piel, la profundidad depende de el ácido usado así como un efecto tardío de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica y dejándola sin determinados defectos estecitos como manchas y arrugas.

Diferentes tipos de peelings: El peeling debe ser un tratamiento personalizado para cada paciente. La intensidad del peeling debe estar relacionada con la profundidad de las lesiones.

Es ideal para personas que presenten manchas en la piel, envejecimiento corporal debido a la exposición solar, acné, queratosis, flacidez cutáneas, estrías, cicatrices y poros abiertos.

Los resultados del peeling corporal pueden variar de persona a otra y se necesitan varias sesiones para lograr mejorías.

No debe realizarse el tratamiento: si se ha hecho depilación con cera o láser el mismo día, si se ha realizado una intervención quirúrgica en la zona a tratar y no han transcurrido al menos cuatro meses, si se va a exponer al sol en los siguientes 7 días.